Censo de Gaviota patiamarilla en Isla Grosa

Isla Grosa 1

Como parte de las prácticas extracurriculares en ANSE (Asociación de Naturalistas del Sureste), tuvimos la oportunidad de colaborar en los censos de nidos de Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) en Isla Grosa (Murcia). Esta isla pertenece al municipio de San Javier (Murcia) y es la única isla del entorno que se encuentra en el Mar Mediterráneo, fuera de las aguas del Mar Menor, frente a las costas de La Manga. Incluida en el catálogo de Espacios Protegidos de la Región de Murcia, encontramos que también ha recibido el reconocimiento de Parque Natural y, por el singular ecosistema que representa, está declarada a su vez como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves).

En concreto, el censo de nidos divide Isla Grosa en tres áreas. En dichas áreas se lleva a cabo un barrido en «zig-zag», intentando abarcar el máximo espacio posible. En nuestro día, se realizó el sector más amplio del censo en la zona suroeste.  Los voluntarios se encargaban de peinar todas las zonas de vegetación, pequeños recovecos en la roca y zonas que permitiesen la formación del nido.

El método de censado constaba de una persona dedicada a la observación y anotación tanto de los nidos que veía, como aquellos que el resto de los voluntarios le iban diciendo. Se empleó un sencillo código a través del cuál el apuntador podía realizar el censo sin confusiones. Este código diferenciaba entre nidos con puesta y vacíos, y aquellos con puesta, únicamente se decía el número de huevos que se observaban. El rango de huevos por nido, normalmente, oscilaba entre 1-3, y muy raramente se observó algún nido con 4. El resto de nidos sin puesta se contabilizó como «vacíos». Además de ello, también se tuvo en cuenta si aquellos nidos catalogados como «vacíos» eran del presente año o de años anteriores. La tarea de descubrir los huevos en el nido no era precisamente sencilla, ya que el moteado de su coloración mimetiza perfectamente con el color del sustrato en el que se encuentran, una adaptación más del mundo animal.

Acantilados Isla GrossaEl día transcurrió sin mayor complicación, salvo por la pérdida del «maravilloso polar» de una de las componentes de GNature, Nerea, el cuál quedó atrapado entre la gran cantidad de vegetación que atravesamos durante el censo, y nunca más supimos de él.

Como experiencia formativa, es de agradecer el interés del personal de ANSE y del resto de voluntarios para que la actividad se desarrollara en un buen ambiente. También cabe destacar que fue la primera vez que pisábamos Isla Grosa y nos asombró el enclave en sí: aguas cristalinas, abruptos acantilados, cuevas marinas… además de las especies de aves que ese día se dejaron ver a parte de nuestras queridas gaviotas, como Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), Halcón peregrino (Falco peregrinus) o Charrán común (Sterna hirundo). Sin duda fue una grata experiencia y desde aquí os animamos a colaborar en estos tipos de voluntariados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s