¡Nos volvemos a ver! Un viaje de este a oeste gracias al Proyecto Canyet

Era un 27 de julio en las inmediaciones de Aracena (Sierra de Aracena y Picos de Aroche) cuando nos topamos con una inmensa colonia de buitres leonados (Gyps fulvus). Ante la curiosidad de ver si entre ellos se encontraba algún espécimen de Buitre negro (Aegypius monachus), observamos, además de varios individuos de la especie anteriormente mentada, algo que nos llamó mucho más la atención: un buitre marcado. En los tiempos que corren, ver a un animal marcado no es algo precisamente extraño, por lo que te preguntarás, ¿a que viene esa sorpresa? Para ello debemos remontarnos ocho meses atrás…

Aracena

Colonia de buitres leonados (Gyps fulvus) en el Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva, Andalucía).

Un frío 30 de noviembre, los alumnos del Máster en Gestión de la Fauna Silvestre nos encaminamos a una nueva y emocionante práctica de campo en la que visitaríamos una buitrera. En ella, realizaríamos el marcaje de los individuos capturados, además de realizar la extracción de muestras biológicas de los mismos.

Y este fue uno de los buitres marcados por nuestra promoción. ¿Puedes ver el parecido?

Alcoy 7

Ejemplar de Buitre leonado (Gyps fulvus) marcado dentro de la buitrera de Alcoy, Alicante (Comunidad Valenciana).

Así es, nuestro pequeño amigo realizó un largo trayecto de 540 km por la Península, y tuvimos la gran suerte de poder encontrarlo de nuevo tiempo después, lo que es imposible que no te toque un poco el corazón.

Aprovecharemos esta pequeña anécdota para contaros algo más acerca de dicha buitrera y de las actividades que en ella se realizan.

La buitrera de Alcoy se trata de un muladar en el que, al menos una vez al año, se realiza el marcaje y extracción de muestras biológicas de los buitres atrapados días antes en un voladero en lo alto de una loma.

Esta actividad forma parte del Proyecto Canyet, el cual se centra en recuperar las colonias de buitre leonado que se perdieron en el pasado basándose en el aporte de alimento y reteniendo a los animales semiatados y con comida cerca para acostumbrarlos al entorno y que asuman el territorio como suyo.

En cuanto a la metodología del proceso, hay que seguir una serie de pasos:

Para que la captura del individuo se realice con éxito, tienes que fijar tu objetivo una vez entras en el voladero e ir a por él con decisión, atrapándolo con un salabre.

Tras la captura, el buitre es marcado tanto con un marcaje alar como por dos tipos de anilla, una metálica y otra de pvc (como en el caso de la gaviota patiamarilla). Además, en este paso debemos determinar su edad, vitalidad, muda… Os dejamos unas claves interesantes para que vosotros también aprendáis a distinguir la edad de estas aves:

Alcoy 6

Criterios para la diferenciación de la edad en Buitre leonado (Gyps fulvus).

A) Joven de 1º año: pico e iris negro y collar rojizo.

B) Juvenil inmaduro: a partir del segundo año el pico, el plumaje y finalmente el iris se van aclarando.

C) Individuo adulto: a partir del 7º año el iris permanece anaranjado, el pico es de color hueso, el collar es abierto y algodonoso, y en general el plumaje es más claro.

Tras esto, al individuo se le extrae sangre, se le limpian los orificios nasales y se toman muestras fecales. Por último, antes de la suelta, se toma su peso.

Alcoy 1

Extracción de muestras de sangre de uno de los ejemplares capturados para posteriores análisis toxicológicos.

Para que conozcáis un poquito más del Proyecto Canyet, nos despedimos con este vídeo del proceso del marcaje realizado hace unos años atrás en la misma buitrera que nosotros tuvimos el placer de visitar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s