Un paseo por Doñana: Caño del Guadiamar y Casa Bomba

En esta ocasión, un rincón singular nos lleva hasta la magnífica Doñana, situada a caballo entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, más concretamente entre las desembocaduras de los ríos Tinto y Guadalquivir. Poco hay que decir de Doñana, ya que es un lugar más que conocido por todos, ya sea por ser considerada una de las zonas naturales protegidas más importantes de Europa como por sus maravillosos ecosistemas de bosques de pino y matorral mediterráneo y marismas bañadas por el Atlántico y la fauna que porta.

Dentro de la Comarca hay más de 100.000 hectáreas protegidas como Parque Nacional y como Parque Natural. Otro de sus principales atractivos es que se trata de una encrucijada clave para las rutas migratorias de aves entre el continente africano y el europeo; supone así el último refugio para numerosas especies en peligro de extinción.

Nuestra ruta dio comienzo en El Rocío, desde dónde fijamos rumbo a Villamanrique de la Condesa entre cientos de rabilargos ibéricos (Cyanopica cooki), municipio encontrado en la frontera entre Huelva y Sevilla, considerado la puerta natural de Doñana. En esta zonas pudimos ver especialmente Busardo ratonero (Buteo buteo)  [Punto nº 1].

Desde aquí nos dirigimos al Caño de Guadiamar; el recorrido transcurrió en todo momento por terrenos llanos, debido a la actividad predominantemente agrícola donde se cultiva arroz, un lugar ideal para muchas aves. En nuestro caso, tuvimos la gran suerte de encontrar especies como: Cigüeña negra (Ciconia nigra), Cigüeña blanca (Ciconia ciconia), Bisbita campestre (Anthus camprestris), Grulla común (Grus grus), Garceta grande (Ardea alba), Garcilla bueyera (Bubulcus ibis), Garceta común (Egretta garceta), Garza real (Ardea cinerea), Espátula común (Platalea leucorodia), Flamenco común (Phoenicopterus roseus), Avefría europea (Vanellus vanellus) o Gallineta común (Gallinula chloropus).

Un poco más adelante encontramos Águila calzada (Hieraaetus pennatus), Halcón peregrino (Falco peregrinus), Aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosusAguilucho pálido (Circus cyaneus) [Puntos nº 2 y 3].

En el invierno es un descomunal dormidero de todo tipo de aves entre las que destacan los laguneros venidos del norte de Europa. En cambio, en primavera crían Garzas imperiales (Ardea purpurea), Calamones comunes (Porphyrio porphyrio), Avetorillos comunes (Ixobrychus minutus) y todo tipo de carriceros y carricerines.

Seguidamente llegaremos a la Casa Bomba, donde suele descansar una colonia de Martinetes comunes (Nycticorax nycticorax). Se trata de una gran casa de bombas en la que podemos observar y aprender cómo funcionan los sistemas de riego del río para el arrozal. Estos campos en las épocas de frío pueden observarse lleno de grullas comunes.

Muy cerca se halla el Centro de visitantes José Antonio Valverde, punto perfecto para descansar, conocer más de la zona y poder seguir disfrutando de la observación de aves.

Y, para terminar, volvimos a Villamanrique pasando por Isla Mayor. En este camino tuvimos la suerte de encontrarnos con el fantástico Elanio común (Elanus caeruleus) y la preciosa Águila pescadora (Pandion haliaetus) [Punto nº 4]. Además de esto, también pudimos observar Cernícalos vulgares y primillas (Falco tinnunculus y Falco naumanni), Collalba rubia (Oenanthe hispánica) y Tarabilla europea (Saxicola rubicola) entre otras.

Este no es más que un pequeño recorrido de los miles que pueden realizarse en un lugar con cientos de posibilidades como es Doñana. Te invitamos a que vengas a conocer este rincón singular, cada uno de sus recovecos, y, ¿quien sabe? Quizá encontrar al famoso gato de Doñana…

2 comentarios en “Un paseo por Doñana: Caño del Guadiamar y Casa Bomba

  1. ¡Hola! Aquí llego desde el perfil de Instragram, donde también os sigo.
    Os gustará saber que los cernícalos son primillas, allí se quedan durante el invierno y son objeto de estudio mediante el anillamiento científico. Por el Caño del Guadiamar les tienen puestas cajas nido en una construcción en ruinas y anidan bastantes parejas.
    Una de mis zonas de pajareo preferidas sin duda. ¡Saludos!

    Me gusta

    • ¡Hola Carlos!
      Primero que nada, darte las gracias por seguirnos tanto desde Instagram como por aquí. ¡Es todo un placer!
      Y segundo, gracias por avisarnos. Estamos al tanto del anillamiento de los cernícalos (en alguna ocasión hemos participado), de echo la fotografía es exactamente de cernícalos primillas. Ese día nos topamos con ambas especies, pero al subir las fotos al blog se nos trasloco alguna que otra al parecer y las citamos mal.
      Así que nuestras disculpas por la equivocación y esperamos que sigas disfrutando de estos rincones singulares como el Caño del Guadiamar.
      ¡¡Saludos!!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s